Trastorno de aprendizaje no verbal.


Se trata de un trastorno poco conocido y menos estudiado, que aún no aparece en el DSM-IV. Compromete el funcionamiento escolar y consiste en un grupo de síntomas secundarios a disrupción de funciones cognitivas del hemisferio derecho, por lo que también se denomina "trastorno del aprendizaje del hemisferio derecho". Al ser poco estudiado, no se conoce su epidemiología, aunque parece predominar en el sexo masculino.


El trastorno de aprendizaje no verbal se describió de manera inicial en un grupo de niños con dificultades para entender el contexto social y para la pragmática verbal, con bajo rendimiento académico. Se caracteriza por déficits de percepción visual y táctil así como de la coordinación psicomotora y deficiencias del funcionamiento ejecutivo. Las funciones del hemisferio izquierdo se manifiestan intactas por lo que presentan un patrón de puntos fuertes y débiles que derivan en un CI verbal mejor que el CI de ejecución, con buen rendimiento en la lectura y ortografía y mal desempeño en ciencias y artitmética con deficiencias en la percepción social.


Las manifestaciones se modifican con la edad: al principio los afectados son pasivos, con poca interaciión con adultos, poco participativos en las comidas y en los juegos; debido a su psicomotricidad, pueden sufrir rechazo en casa y en la escuela, con una carga deportiva importante y, por tanto, se retrasan en la adquisición de habilidades escolares tempranas, como recorte con tijeras y coloreo.


En edad escolar tienen dificultades en la copia de letras y números, el dibujo, la pintura, la aritmética y la lectoescritura en lo que respecta a su componente visuoespacial y en general en las actividades que requieran procesamiento visuoespacial/visuomotor de cierto grado de exigencia.


En resumen, los trastornos de aprendizaje no verbal se caracterizan por tres grupos de dpeficits: torpeza motora, organización visuoespacial defectuosa y desempeño social comprometido.


Muchas personas piensan que las “discapacidades del aprendizaje” son dificultades con habilidades verbales como la lectura y la escritura. Pero, ¿qué pasa si su hijo posee destrezas verbales sólidas y un vocabulario extenso, pero no entiende cuando alguien es irónico? Y, ¿si su hijo lee a un nivel avanzado pero no puede decirle cuáles son las partes más importante de la historia?


Estos son signos clásicos de las discapacidades o trastorno del aprendizaje no verbal o TANV (NVLD, por sus siglas en inglés). El TANV es una condición cerebral que afecta habilidades como la del pensamiento abstracto y las relaciones espaciales. Si bien el TANV puede afectar el aprendizaje de su hijo de diferentes maneras, implica un desafío aún mayor cuando se trata de la vida social de su hijo. Lea más acerca de los signos del TANV, los posibles tratamientos y las maneras en las que usted puede ayudar a su hijo en el hogar.


Muchas dificultades de aprendizaje y de atención crean desafíos sociales, pero estos son los principales síntomas de las discapacidades del aprendizaje no verbal. El TANV afecta las habilidades sociales de los niños, pero no sus habilidades para hablar o escribir.


Los niños con TANV tienden a hablar mucho, pero no siempre lo hacen de una manera socialmente apropiada o podrían omitir información importante. Con frecuencia no detectan las señales sociales, por lo que les resulta difícil hacer amistades y conservarlas. También pueden crearse malosentendidos con los maestros, los padres y otros adultos.


A diferencia de los niños con discapacidades del aprendizaje basadas en el lenguaje, como la dislexia, los niños con TANV tienen dificultad para entender la comunicación que no es verbal. Esto incluye el lenguaje corporal, el tono de voz y las expresiones faciales.


Cuando un compañero de clase dice algo con voz burlona, un niño con TANV podría pensar que es importante. Incluso podría reírse de algo serio si el que habla sonríe ligeramente. No ser capaz de detectar la sutileza de los mensajes no hablados dificulta hacer amigos e integrarse a los grupos.


Para entender mejor lo que son las discapacidades del aprendizaje no verbal, es útil saber sobre las discapacidades del aprendizaje basadas en el lenguaje. Los niños con esas dificultades tienen problemas con la lectura, la escritura y el lenguaje hablado. Sus habilidades del habla y el lenguaje tienden a ser limitadas y tienen mucha dificultad con la precisión y la velocidad.


Algunos niños con TANV tienen buenas habilidades del lenguaje, pero tienen problemas para clasificar la información y entender conceptos importantes. Puede que no tengan dificultades con el lenguaje hablado o escrito, pero podrían pensar de manera literal y no registrar señales sociales sutiles.


Los investigadores no saben la causa exacta de las discapacidades del aprendizaje no verbal, pero creen que está relacionada con diferencias en varios procesos localizados en las regiones izquierda y derecha del cerebro.


Aunque la toma de conciencia sobre esta condición está aumentando, continúa siendo controversial en los círculos médicos. TANV no aparece en la más reciente edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V, por sus siglas en inglés), que es la guía utilizada por médicos y terapeutas para diagnosticar las discapacidades del aprendizaje.

Además, TANV no está reconocida como una discapacidad por la Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, los niños que tienen síntomas relacionados con el TANV podrían calificar para los servicios de educación especial si demuestran tener una discapacidad específica del aprendizaje que interfiere con su progreso educativo.



Las discapacidades del aprendizaje no verbal pueden dificultar el aprendizaje pero esto no quiere decir que un niño con TANV no sea inteligente. Como la mayoría de los niños con discapacidades del aprendizaje, los niños con TANV comúnmente tienen una inteligencia promedio o superior al promedio. También es importante saber que el TANV no es lo mismo que el síndrome de Asperger o el autismo, aunque todas esas condiciones pueden afectar las habilidades sociales y la socialización.


¿Qué tan comunes son las discapacidades del aprendizaje no verbal?

Es difícil saber cuántos niños tienen TANV. Esto se debe a que no hay una clara definición de lo que incluye esta categoría de discapacidades del aprendizaje. Los estudios estiman que alrededor de 1 en 100, o 1 por ciento de los niños en los Estados Unidos podrían tener TANV.


Esta condición tiende a afectar a niños y niñas en la misma proporción. No parece manifestarse en miembros de la misma familia de la manera como sucede con las dificultades de atención y las discapacidades de aprendizaje basadas en el lenguaje.


El TANV a menudo coexiste con el síndrome de Asperger. De hecho, los estudios sugieren que hasta el 80 por ciento de los niños con Asperger también tienen síntomas relacionados con TANV. Los síntomas del TANV pueden coexistir con el TDAH, aunque no existen estadísticas al respecto.


¿Cuáles son las causas de las discapacidades del aprendizaje no verbal?

Los expertos no saben las causas exactas de los síntomas relacionados con el TANV, pero están estudiando varias teorías que incluyen diferencias en procesos cerebrales importantes y en las funciones del lado izquierdo y derecho del cerebro.


Los expertos no se ponen de acuerdo en cuanto a si el TANV existe y cuáles podrían ser las causas de sus síntomas. Por ejemplo, algunos expertos piensan que las dificultades podrían ser causadas por un daño en la parte del cerebro que envía señales entre los dos lados del cerebro. Otros piensan que los problemas se encuentran en el lóbulo frontal del cerebro, un área del cerebro encargada de las habilidades de la función ejecutiva como la memoria funcional, la organización y la planificación.


¿Cuáles son los síntomas de las discapacidades del aprendizaje no verbal?

Aunque los síntomas del TANV pueden incluir habilidades sociales limitadas, el TANV puede manifestarse de otras maneras. Por ejemplo, los niños con TANV puede que tengan dificultades en matemáticas, con la comprensión de la lectura, la escritura y/o la coordinación física. Estos son algunos de los síntomas que usted podría observar en su hijo:


-Recuerda la información pero no sabe por qué es importante

-Comunica la información de un modo socialmente inapropiado

-Presta atención a los detalles pero no capta la idea general

-Tiene dificultad con la comprensión de la lectura

-Tiene dificultad en matemáticas, especialmente con los problemas de lógica

-Carece de coordinación y es torpe físicamente

-Escribe de manera desordenada

-Piensa en términos literales y concretos

-No detecta señales sociales como las expresiones verbales y/o no verbales, lo cual puede causar que las personas crean que su hijo está desconectado.

-Sus habilidades sociales son limitadas

-Se para muy cerca de las otras personas

-No se da cuenta de las reacciones de las otras personas

-Cambia de tema repentinamente durante una conversación

-Es excesivamente dependiente de los padres

-Las situaciones nuevas lo atemorizan

-Tiene dificultad para adaptarse a los cambios.


A menudo, los niños con TANV no son entendidos debido a esas conductas. Sus compañeros y los adultos podrían verlos como raros o inmaduros. Un maestro que no sabe que un niño tiene TANV, podría pensar que es desatento o desafiante.


Los síntomas pueden cambiar a medida que los niños crecen. Los niños pequeños con TANV podrían parecer inteligentes y precoces porque poseen buenas habilidades verbales. Son como pequeños profesores, haciendo muchas preguntas a los adultos y repitiendo información que han escuchado. Algunos podrían tener buena memoria, pero también podrían tener dificultad para interpretar y sacar conclusiones de lo que han leído.


Sin embargo, a medida que los niños crecen, los síntomas del TANV podrían hacerse más evidentes y crear más problemas. Los niños se dan cuenta que perciben las situaciones sociales de manera diferente que sus compañeros, pero no saben qué hacer al respecto. Algunos niños desarrollan ansiedad, la cual puede generar conductas compulsivas, como tocar la manija de una puerta varias veces antes de abrirla.


Cuanto antes conozca las dificultades de su hijo, más pronto podrá encontrar estrategias y tratamientos que ayuden a desarrollar las habilidades sociales y disminuyan la ansiedad.

¿Cómo se diagnostican las discapacidades del aprendizaje no verbal?


Las discapacidades del aprendizaje no verbal no están incluidas en el DSM, el manual que los médicos, psicólogos y otros profesionales utilizan para hacer un diagnóstico. Sin embargo, usted puede hacer que evalúen a su hijo para averiguar si tiene TANV.


Como no hay una sola clase de prueba para determinar la presencia del TANV, obtener un diagnóstico incluye varios pasos:


Paso 1: Examen médico: El doctor de su hijo probablemente no sea un experto en dificultades del aprendizaje, pero con él podrá expresar sus preocupaciones y averiguar si una condición médica podría ser la causa de los síntomas de su hijo. El médico puede descartar algunas condiciones y referir a su hijo a un especialista como un neurólogo para hacer una evaluación más completa.


Paso 2: Obtener una recomendación para un especialista en salud mental: Después de descartar las causas médicas, el doctor probablemente refiera a su hijo a un especialista en salud mental como un neuropsicólogo infantil. El especialista conversará con usted y su hijo acerca de sus preocupaciones. Luego, realizará varias pruebas para evaluar las habilidades de su hijo en las siguientes áreas:


Habla y lenguaje: El desarrollo del habla en los niños más pequeños, las habilidades verbales, la comprensión de ideas abstractas y el uso del contexto en los niños mayores.

Organización visoespacial: La habilidad para conectar información visual con conceptos abstractos, como decir la hora y leer mapas.


Habilidades motoras: Las habilidades motoras finas como dibujar y escribir, y las habilidades motoras gruesas como arrojar y atrapar objetos.


El especialista analizará cómo su hijo se desempeña en esas habilidades, y le preguntará sobre los síntomas que usted observa en su hijo.


Paso 3: Juntar las piezas: Después de obtener toda la información, el especialista buscará patrones de fortalezas y limitaciones que son comunes en los niños con TANV. Eso ayudará a determinar si su hijo tiene esa condición.


Fortalezas comunes

Inteligencia promedio o superior al promedio

Puntajes verbales altos

Desarrollo temprano del habla

Muy hábiles recordando y repitiendo información hablada

Aprenden mejor al escuchar la información que al verla

Limitaciones comunes

Habilidades sociales

Equilibrio, coordinación y escritura a mano

Entender causa y efecto

Visualizar información

Nivel de actividad (alta cuando son jóvenes; baja cuando son mayores).


¿Qué puede hacer en la casa para ayudar con las discapacidades del aprendizaje no verbal?

Ser padres de un niño con TANV puede ser complicado, pero hay muchas cosas que usted puede hacer en la casa para ayudarlo a manejar sus síntomas y para que aprenda habilidades sociales. Usted puede probar algunas de las estrategias que aconsejan los expertos en conducta. Estos pasos pueden ayudarlo a generar cambios positivos en la vida de su hijo y de su familia.


Piense cómo dice las cosas. Recuerde que los niños con TANV tienen dificultad para notar la ironía y los tonos de voz, además suelen entender las instrucciones de manera literal. Por ejemplo, si usted dice “no te quiero ver jugando con ese juguete”, su hijo podría continuar jugando con el juguete, pero de manera que usted no pueda verlo. Dé instrucciones claras como: “Por favor, guarda el juguete y ven aquí”.


- Ayude con las transiciones. A los niños con TANV no les gustan los cambios porque son difíciles de entender. Ellos podrían carecer de las destrezas del pensamiento abstracto necesarias para reflexionar en lo que va a pasar después. Usted puede preparar a su hijo para un cambio en la rutina, usando explicaciones lógicas. En vez de decir: “nos vamos a ir pronto a la casa de la abuela para cenar”, intente decir: “vamos a ir a cenar a la casa de la abuela esta noche porque es su cumpleaños. Tenemos que salir en una hora”.


-Esté pendiente de su hijo. Los niños con TANV pueden sentirse abrumados en presencia de mucha estimulación sensorial, como ruidos, olores, sonidos y la temperatura. Trate de evitar situaciones que pudieran desencadenar reacciones en su hijo.


-Fomente reuniones de juegos con otros niños. Ayude a su hijo a encontrar otros niños que pudieran estar interesados en las mismas cosas que él disfruta, ya sea historietas o rompecabezas. Programe reuniones de juego con un solo niño en su hogar, así su hijo puede tener esas experiencias sociales en un lugar que le es familiar. Asegúrese de que las actividades sean estructuradas, organizadas y que los niños se mantengan ocupados. También sería buena idea planificar horas de juegos en el momento del día en que su hijo tiende a portarse mejor.

134 vistas

Nilo 171, Clavería, Azcapotzalco, 02080  CDMX

Tel: (55) 50180583

WhatsApp: (52) 55 4962 1781

Menú

Síguenos

© 2020 Copyright Derechos Reservados Consejo Mexicano de Neurociencias