top of page

Psicopatología Descriptiva

Público·27 miembros

Desde mi perspectiva considerando mi entorno, considero que la condición de las familias mexicanas ha cambiado mucho, antes era poco común ver familias monoparentales, regularmente ambos padres se hacían cargo de los hijos, (mayoritariamente) eran los padres quienes salían a trabajar y las madres se quedaban a cargo de los hijitos y su educación, podían estar más al pendiente de las necesidades o requerimientos del menor. En la actualidad esto es complicado, porque al tener sueldos muy bajos, en los hogares donde están ambos padres, tienen que salir a trabajar ambos para que alcance el dinero para las necesidades familiares, se dice que hoy en día con el sueldo solo de uno “no alcanza”, incluso el Infonavit permite y promueve la modalidad que sean la pareja quien pida su crédito de vivienda y lo tenga que juntar para que alcance para una casa digna y no hasta el “fin del mundo”.

La delincuencia va en aumento, al ver reducidos estos ingresos familiares, largas jornadas laborales con un sueldo paupérrimo, muchos caen en la desesperación y toman caminos, pues si no fáciles, más cortos, que los llevan a delinquir. Aunque muchas veces se puede ya observar el hartazgo de la población y ante el menor robo, pensemos en las combis, todos los pasajeros golpean al asaltante dejándolo al borde de la muerte. Se presenta esta impotencia de que al recurrir a las autoridades mexicanas son trámites engorrosos, largos, costosos, con tanta corrupción de por medio, que prefieren hacer justicia por su propia mano.

La tecnología ahora es la nueva niñera del menor, personas que no miran siquiera a sus hijos por estar “pegados” al celular, o que prefieren darle una Tablet para entretener al niño y deje “postear la nueva foto de la familia feliz” cuando en realidad la única interacción familiar es para dar una apariencia de cercanía en miras de ganar cientos de ”like”, pero que están dejando a los niños huérfanos de padres vivos. Y lo podemos ver en la clínica, el número de suicidios en aumento con participación de cada vez personas mucho menores, niños que caen en la desesperación, en el dolor y buscan en el suicidio un fin a sus malestares, a su incomodidad, a aquello que les aqueja y que no encuentran una salida. Tenemos con la tecnología mayor acceso al conocimiento, pero ¿de que sirve si solo se usa para evadirse? Sujetos alienados que no miran a los más pequeños. Madres distraídas posteando en el libro de caras. Niños abandonados que van en busca de caricias y encuentran “manos no aptas para ellos” que solo quieren satisfacerse. Sé que no puedo generalizar y pensar que todo está podrido, pero basta con ver las noticias. Si la música es la representación de la cultura actual, hombres hablando de sexo, mujeres bailando rimas que les denigran. Feminismos mal entendidos que solo las hacen presa fácil. Cuando se mencionó la frase “infancia es destino” considero que todos los que somos padres debiéramos temer y respetar la vida de quienes decimos amar. Pero no todo está perdido, considero que por eso nos estamos preparando, para ser excelentes profesionales de la salud y poder llevar esa psicoeducación a las personas, sectores que mas lo necesiten. Si no empezamos por nosotros mismos, si no es ahora, ¿Cuándo?

Acerca de

¡Te damos la bienvenida al grupo! Puedes conectarte con otro...
bottom of page